Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de redaccion2pe?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin
Información | España | 13 diciembre, 2016 19:17

Los senos siempre han sido considerados una parte muy importante del cuerpo por cada mujer, su tamaño y turgencia están directamente conectados a su autoestima y la sensualidad asociada es un factor determinante en cómo nos vemos a nosotras mismas. Teniendo al alcance la posibilidad de un aumento de senos nadie debe sufrir porque la naturaleza no la haya seleccionado para lucir unas mamas espléndidas.

La mamoplastia de aumento es una de las cirugías plásticas que se realiza con mayor frecuencia. Se basa en la colocación de implantes (erróneamente llamados prótesis) por detrás de la mama mejorando el volumen y la posición.
A continuación algunos mitos sobre la mamoplastia de aumento:

• Causará dificultad para amamantar. Cierto si en la cirugía se lesionan los conductos galactóforos, pero esto ni es común, ni tiene porque ocurrir.

• La recuperación es dolorosa. Depende del procedimiento seguido para colocar el implante y del umbral del dolor de cada persona.

• Las implantaciones pueden resultar dañinas. Si se mantiene un control periódico con el médico tratante no tiene por qué haber riesgo alguno.

• El tamaño seleccionado está relacionado directamente con la aparición de cáncer. Falso.

• El material insertado debe ser removido a los 10 años. Cierto solo si ha habido rotura o excesivo desgaste, de lo contrario es para toda la vida aunque hay que hacerles seguimiento con la frecuencia que el cirujano indique.

• Los implantes son delicados y se rompen con cualquier esfuerzo. Solo si alguno en particular presenta defecto de fabricación, en general resultan muy resistentes.

• El material es alergénico. En general la silicona es muy bien tolerada y el cuerpo la encapsula, aislándola. De hecho, este encapsulamiento es el que pudiera producir complicaciones.

• No se puede pasar de un implante grande a uno pequeño. Sí es posible solo que se requiere además un lifting del seno.

• La cirugía disminuye la sensibilidad de la zona. En general no sucede pero si el implante es muy grande los nervios pudieran resultar afectados. La sensibilidad es mínima inmediatamente después del procedimiento pero se recupera con el tiempo.

• La paciente no puede ser mayor de 50 años. Después de los 18 y aunque no haya tenido hijos cualquier mujer sana puede hacérsela. La edad óptima recomendada está entre 20 y 30 años.

Si decides hacerte un aumento de senos asegúrate de tener acceso a la documentación más seria y confiable, ponte en manos de un cirujano plástico reconocido y dile adiós con alegría a esas mamas pequeñas o caídas. Después del periodo de recuperación te sentirás como una mujer nueva.

textoalternativo

¿Te ha gustado el artículo de redaccion2pe? ¡Compártelo!

142 visitas totales, 9 visitas hoy

0.0071% de visitas totales y 0.5291% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR